Cuento breve: La idea genial de Quintín Chávez.

05/09/17             Sembrar, idea, cultivo

Un domingo soleado, estaban Quintín Chávez y su primo Gumersindo, en el corredor de la casa. Aburridos, no sabían qué hacer, así que Quintín le propuso a Gume lo siguiente: conseguir una planta y sembrarla.

–¿Pero de qué, primo?–preguntó Gume.

El Tin, como le decían sus cuates. Le dijo que una muy bonita color verde, que por cierto no daba frutos, sino más bien,  se trataba de una planta que se podía vender.

–Ah, no me vengas con que vamos a sembrar lechuga, primo–dijo Gume.

–No, mi estimado Gume; es algo mejor. Te explico, se cultiva para luego secarla, y después fumarla–dijo Tín

–Ahora me doy cuenta. Vamos a sembrar tabaco, pues que bien primo, que bien–dijo Gume.

–Ay, primo lo menso no se te quita, ¿verdad?–exclamó Tín.

Mario M. Toledo Ley

Derechos Reservados